Residentes en los sectores ubicados a la orilla de los ríos Ozama e Isabela aún permanecen en sus viviendas pese a las lluvias provocadas por los efectos del Huracán Irma, mientras otros decidieron acatar el llamado de los organismos de socorro y abandonaron las zonas vulnerables.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Residentes en los sectores ubicados a la orilla de los ríos Ozama e Isabela aún permanecen en sus viviendas pese a las lluvias provocadas por los efectos del Huracán Irma, mientras otros decidieron acatar el llamado de los organismos de socorro y abandonaron las zonas vulnerables.