Para solucionar esta situación proponen  poner mano dura en las instituciones del orden como la Policía Nacional e incrementar las oportunidades de empleo para los jóvenes en los barrios.

Por Oliver Balbuena

SANTO DOMINGO.-Luego de que la semana pasada el presidente Luis Abinader aseguraró que solo muerto detendría la campaña para eliminar a los delincuentes en el país, algunos ciudadanos de Santo Domingo se muestran dudosos sobre la posibilidad de que el gobierno realmente controle la delincuencia, detenga la corrupción y el narcotráfico junto a su influencia en la política.

Escépticos se muestran algunos ciudadanos a la idea de que el gobierno pueda poner fin a  los males que han arropado al país en los últimos meses entre ellos los asaltos y el tráfico de drogas, que incluso ha permeado  el Congreso de la República, según el ministerio público.

Otros aplauden las disposiciones que ha puesto en marcha el gobierno para terminar con estos crímenes y aseguran tiene buenas intenciones en la lucha, por lo que depositan en manos del presidente Abinader la solución al problema.

Para solucionar esta situación proponen  poner mano dura en las instituciones del orden como la Policía Nacional e incrementar las oportunidades de empleo para los jóvenes en los barrios.

Ciudadanos consultados no creen que los índices de delincuencia hayan bajado tal y como lo afirmaron hace unas semanas las autoridades.