Algunos de ellos se mostraron aliviados al recibir el permiso de trabajo o la residencia permanente dominicana, al contar que salían con pánico a las calles tras el incremento de las deportaciones.

SANTO DOMINGO.-Mientras critican los operativos migratorios que se han intensificado las últimas semanas, haitianos agilizan trámites para poder circular por las calles y trabajar en el país.

En tanto que algunas obras inmobiliarias de la capital  comienzan a verse afectadas por empleados que ya han sido repatriados y en otras dicen estar tranquilos por aplicar las políticas migratorias.

Para los extranjeros que retiraban sus permisos de trabajo o intentaban renovarlo, esta entidad no puede deportar a inmigrantes que iniciaron el proceso de legalización y que, aseguran solo estaban a la espera de que Migración los llamará para continuar los trámites.

Algunos de ellos se mostraron aliviados al recibir el permiso de trabajo o la residencia permanente dominicana, al contar que salían con pánico a las calles tras el incremento de las deportaciones.

Aunque en algunas construcciones de la capital sus encargados dijeron que han tenido falta de personal por repatriaciones, otros aseguraron que sus empleados extranjeros deben tener documentación al día para trabajar en el lugar y han despedido a quienes llegan con papeles falsos.

Los inmigrantes consultados pidieron a las autoridades ser comprensibles y solo detener a quienes ni siquiera hayan intentado legalizarse.