Sin embargo, esperan que en lo adelante los agentes se puedan capacitar, tener un salario digno y contar con los equipos tecnológicos necesario para enfrentar la delincuencia.

Por Héctor de la Cruz

SANTO DOMINGO.- Con escepticismo, ciudadanos del Gran Santo Domingo recibieron las medidas anunciadas como primer paso para reformar a la Policía.

Algunos consideraron que el cambio de mando de la institución no garantiza una solución a los males que afectan a esa institución.

El esfuerzo por reformar el Cuerpo del Orden es considerado aún como insuficiente por algunas personas, que demandan acelerar las modificaciones.

La designación de un nuevo director de la Policía tampoco garantiza, según residentes del Gran Santo Domingo, una mejoría en la institución.

Sin embargo, esperan que en lo adelante los agentes se puedan capacitar, tener un salario digno y contar con los equipos tecnológicos necesarios para enfrentar la delincuencia.

También pidieron al Presidente que mejore los salarios de los policías como una forma de evitar que los agentes se involucren en actos delictivos

A pesar de que estos ciudadanos están de acuerdo que las medidas anunciadas por el presidente buscan mejorar la imagen de Institución, entienden que aún falta mucho trabajo en ese organismo entienda que se debe a la ciudadanía.