al acudir a la funeraria, El alcalde de Santo Domingo Norte dijo que convocará al Consejo de Regidores para declarar día de duelo municipal por la muerte de los jóvenes que residían en Sabana Perdida.

SANTO DOMINGO.- Decenas de feligreses evangélicos y miembros de la sociedad civil consternados e indignados, acuden al funeral de la pareja de predicadores que murió acribillada por agentes policiales y mientras consuelan a los deudos exigen que se apliquen sanciones a los responsables y se reforme la institución del orden.


El desconsuelo e indignación reinan en esta funeraria donde desde la tarde el jueves son velados los restos de Joel Diaz y Eliza Muñoz, los jóvenes que fueron ultimados por agentes de la policía en un confuso incidente en Villa Altagracia.



Por el atroz crimen representantes de la iglesia evangélica, parientes y el alcalde de Santo Domingo Norte exigen se modifiquen los métodos para reclutar a los agentes que formen parte de la Policía Nacional, al tiempo que piden que sea reformada la institución.


al acudir a la funeraria, El alcalde de Santo Domingo Norte dijo que convocará al Consejo de Regidores para declarar día de duelo municipal por la muerte de los jóvenes que residían en Sabana Perdida.


Asimismo, los familiares y allegados de las víctimas, que desde tempranas horas se encuentran en este lugar, compungidos recuerdan los últimos momentos que vivieron con la pareja.


Durante el velatorio reclutaron poesías y cantaron temas cristianos.


El sepelio de esta pareja será a las cuatro de la tarde en el cementerio Cristo Salvador.