Clemente manifestó que la vacuna Sinovac que la tenemos en el país, se le aplicarían a los niños dos dosis y que si se le tiene que aplicar una tercera sería un asunto de futuro.

SANTO DOMINGO.- Tras la gran preocupación de los padres que no están seguros si vacunar o no a sus hijos de entre 5 y 11 años contra el covid-19, el infectólogo Clemente Terrero aseguró que es efectiva y segura, "que no se le ha metido un chip, ni viene de Marte".

"Quiero decirle a los padres, que es una lógica, que son vacunas compuestas por virus inactivados, es una vacuna sencilla de la misma que hemos usado siempre, toda la vida, más de 50 años usando esa vacuna, entonces no entiendo donde está el problema", resaltó Terrero en la entrevista central de El Despertador.

El también director del Hospital Robert Reid Cabral dijo que cuando pase esta fase y terminemos la 3, van a demostrar que verdaderamente la vacuna no han tenido ningún problema.

¿Cuántas vacunas le aplicarían y cuáles son las reacciones adversas?

Clemente manifestó que la vacuna Sinovac que la tenemos en el país, se le aplicarían a los niños dos dosis y que si se le tiene que aplicar una tercera sería un asunto de futuro.

Asimismo expresó que cuando llegue la Pfizer y se le haga los ajustes, también sería dos dosis.

"En el caso de Pfizer son dosis distintas, respuestas distintas en el organismo, esa vacuna hay que prepararla por eso no tenemos la vacuna de Pfizer, hasta de 5 y 6 meses es que podemos tener disponible,  y tampoco sabemos si podemos tener acceso a esa vacuna porque hay muchos países esperando, países grandes y poderosos que tienen mayor capacidad de adquisición y compras que República Dominicana", explicó Terrero, el también director del hospital Robert Reid Cabral.

En cuanto a las reacciones adversas, el doctor explicó que serían escasas, dolor en el lugar de la administración, un malestar, fiebre o diarrea.

Sobre decisión de la Sociedad Dominicana de Pediatría

Asimismo dijo que respeta la decisión de la Sociedad Dominicana de Pediatría, quien mantiene su posición de que cada biológico que se aplique a la población pediátrica tenga demostradas la eficacia, inmunogenicidad, seguridad, calidad y aval regulatorio.

Terrero informó que particularmente no comparte esa postura de la Sociedad de Pediatría porque el primer país que comenzó a vacunar a niños fue China y aun no se ha visto que haya ocurrido nada.

"Entendemos que la otra situación que tiene que ver la Sociedad de Pediatría que está preocupada por los niños, es que estamos en una gran crisis de salud a nivel mundial y que obviamente no podemos esperar que se agoten todos los procesos que duran años porque en ese periodo de tiempo ocurren eventualidades en contra de la misma población que tu quieres proteger".