Exigir las mascarillas, utilizar gel antibacterial, alcohol, distanciamiento social y otras medidas, es el llamado que hace el presidente de la CNTU a los chóferes de ese sindicato choferil.

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), William Pérez Figuereo, asegura que el país no está listo para que el sector transporte vuelva a la normalidad.

Aunque reconoció que ese sector ha tenido muchas  pérdidas económicas, por lo que está prácticamente en quiebra, consideró que montar seis pasajeros sería retroceder en los avances que se han logrado contra el COVID-19.

Aseguró que aunque el país se haya liberado un “poquito” de la enfermedad, no quiere decir que “estemos libres del todo”.

Pérez Figuereo hizo un llamado a los chóferes para que mantengan el protocolo contra el COVID-19. “Si nosotros comenzamos ahora a montar pasajeros al cien por ciento en los carros y a todas horas pudiéramos estar poniendo en peligro al pueblo dominicano y a nosotros mismo”, afirmó.

Dijo que aunque la situación es muy difícil para ellos, también es difícil para los médicos, periodistas, policías, comerciantes y población en general, ya que el COVID-19 ha afectado a todos.

Exigir las mascarillas, utilizar gel antibacterial, alcohol, distanciamiento social y otras medidas, es el llamado que hace el presidente de la CNTU a los chóferes de ese sindicato choferil.

Asimismo dijo que en otros países han querido violentar el procedimiento y como resultado han obtenido un retroceso.

 

Informó  que se van a reunir con el ministro de Salud Pública para poner a disposición los servicios de los chóferes para localizar a las personas que estos conocen y que no se han inoculado contra la enfermedad.

Afirmó que esta acción se va a realizar en busca de que el país se libere más rápido y poder hablar de trabajar al 100%.