Feliciano Lacen, lamentó que a más de 20 años, no hemos tenido un código actualizado que pueda hacerle frente a los homicidios la violencia contra la mujer, los feminicidios, y el crecimiento alarmante los niveles de inseguridad en el país, por lo que es urgente y necesario la aprobación y promulgación del nuevo Código Penal dominicano que establece penas más severas contra los delincuentes.

SANTO DOMINGO. El Consejo Dominicano de Unidad

Evangélica (CODUE) reconoció la tarea de los diputados electos en su interés de

aprobar el Código Penal en esta legislatura, al tiempo que   espera de los legisladores    sensatez y cordura al monumento en que se

conozca el proyecto de ley que despenaliza el aborto en sus tres causales.


Feliciano Lacen, lamentó que a más de 20 años, no

hemos tenido un código actualizado que pueda hacerle frente a los homicidios la

violencia contra la mujer, los feminicidios, y el crecimiento alarmante los

niveles de inseguridad en el país, por lo que es urgente y necesario  la aprobación y promulgación del nuevo Código

Penal dominicano que establece penas más severas contra los delincuentes.


El presidente del CODUE, sostuvo que es deber

primordial del Estado es velar por la vida, en caso de despenalizar el aborto,

la República Dominicana estaría legitimando la muerte de un ser humano

concebido para que prevalezca el derecho a la salud reproductiva de la madre y

a la libre determinación de la fecundidad de la mujer.


En presidente de la entidad eclesiástica, aclaró que

la libertad civil no puede ser interpretada como la libertad natural de ejercer

la voluntad absoluta, incluso si dicho ejercicio de la voluntad va en

detrimento de otros seres humanos y de la sociedad en general, en una  sociedad justa gobernada por el estado de

derecho, donde todos los seres humanos, incluyendo los bebés no nacidos, son

bienvenidos como personas.