El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) mantiene diez provincias bajo alerta verde entre ellas San Pedro de Macorís, Monte Plata, La Vega, Monseñor Nouel, Hato Mayor, San Cristóbal, La Altagracia, El Seibo, San Juan de la Maguana y  el Gran Santo Domingo, por posibles inundaciones repentinas en zonas urbanas y rurales crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) mantiene diez provincias bajo alerta verde entre ellas San Pedro de Macorís, Monte Plata, La Vega, Monseñor Nouel, Hato Mayor, San Cristóbal, La Altagracia, El Seibo, San Juan de la Maguana y  el Gran Santo Domingo, por posibles inundaciones repentinas en zonas urbanas y rurales crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

Así quedaron decenas de viviendas en la comunidad María Dionisia en la provincia San Juan luego del desbordamiento del río Jínova. Sus habitantes fueron sorprendidos por las lluvias la madrugada de este jueves.

De acuerdo al informe del Centro de Operaciones de Emergencias las lluvias dejaron pérdidas materiales afectando el 70 por ciento de los ajuares de las 168 viviendas afectadas.

Debido a las posibilidades de lluvias, el COE mantiene en alerta verde las provincias San Pedro de Macorís, Monseñor Nouel, el gran Santo Domingo, La Altagracia, Monte Plata, Hato Mayor, El Seibo, La Vega, San Cristóbal y San Juan de la Maguana.

Las autoridades del COE advierten a la población estar vigilantes de las condiciones del tiempo y acoger las recomendaciones de los organismos de socorro.