Estas condiciones del tiempo seguirán ocurriendo y extendiéndose hacia otras zonas cercanas ubicadas en el noroeste, noreste y la Cordillera Central, especialmente hasta primeras horas de la noche, debido a la influencia de la vaguada en los niveles medios y altos de la troposfera localizada en la porción oriental de Cuba.

SANTO DOMINGO.- La Dirección del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), informó que de acuerdo al boletín meteorológico de este lunes, de la Oficina Nacional de Meteorología “ONAMET, establece que en la tarde de hoy, se observa un cielo nublado acompañados de aguaceros con tormentas eléctricas y ráfagas de viento, especialmente Azua, San José de Ocoa, Elías Piña, Dajabón, Valverde Mao, Puerto Plata, Hato Mayor, Samaná, Santiago y La Vega.

Estas condiciones del tiempo seguirán ocurriendo y extendiéndose hacia otras zonas cercanas ubicadas en el noroeste, noreste y la Cordillera Central, especialmente hasta primeras horas de la noche, debido a la influencia de la vaguada en los niveles medios y altos de la troposfera localizada en la porción oriental de Cuba.

En el resto de las regiones prevalecerá con pocos cambios mostrándose un cielo medio nublado en ocasiones y bajas probabilidades de lluvias significativas.

El COE, descontinúa el nivel de alerta verde para las siguientes provincias: San Pedro de Macorís, Monte Plata, La Romana, El Gran Santo Domingo y San Cristóbal.

En tanto, el COE mantiene en alerta verde por posibles crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como inundaciones urbanas y repentinas, a las siguientes provincias, María Trinidad Sánchez, Duarte, Samaná, La Altagracia, El Seibo y Hato Mayor.

El organismo de socorro exhorta seguir los lineamientos y orientaciones de los organismos de protección civil. 2.

Mantenerse en contacto con la Defensa Civil, Fuerzas Armadas, Cruz Roja, la Policía Nacional, Cuerpos de Bomberos y este Centro de Operaciones de Emergencia a través del Tel: 809-472-0909, *462.

Ante la ocurrencia de aguaceros, los residentes en zonas de alto riesgo que habitan próximo a ríos, arroyos y cañadas deben de estar atentos y tomar las medidas de precaución necesarias ante posibles crecidas e inundaciones repentinas.

Asimismo, las personas deben abstenerse de cruzar ríos, arroyos y cañadas.