Algunos choferes dijeron que cumplirán con las medidas, otros manifestaron que tienen que esperar la decisión del sindicato al cual pertenecen.

SANTO DOMINGO.- La obligatoriedad a partir de este lunes de la tarjeta de vacunación contra el coronavirus para entrar a lugares públicos y usar el transporte colectivo podría impactar negativamente en las actividades comerciales y de servicios, así como en las ventas de las tiendas, advirtieron este sábado comerciantes del Gran Santo Domingo, aunque aseguraron que respetarán la nueva disposición.

Aunque califica como un “sin sentido” obligar a las personas a vacunarse y a portar la tarjeta y advierte que la medida provocará la caída de las ventas, Manolito Fernández garantiza que como gerente de un comercio hará respetar la medida en su local.

Además de temer un descenso en las ventas, los comerciantes aún desconocen un protocolo adecuado para comprobar la autenticidad del comprobante de vacunación.

Los choferes del transporte colectivo de diferentes rutas resaltaron que ellos pondrán el ejemplo y colocarán sus propias tarjetas a la vista de los pasajeros.

La Asociación de Bancos Múltiples advirtió que sus agremiados requerirán la tarjeta a la entrada de sucursales y oficinas bancarias.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, unos mil 200 inspectores vigilarán el cumplimento de la nueva disposición en diferentes lugares de uso público y en centros comerciales, aunque no tendrán facultad para cerrar un negocio que incumpla este nuevo requisito.

Mientras algunos choferes dijeron que cumplirán con las medidas, otros manifestaron que tienen que esperar la decisión del sindicato al cual pertenecen.