Familiares del joven piden  encarecidamente a las autoridades dar con el paradero de los desaprensivos que cometieron el hecho donde su pariente perdió la vida.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- Mientras la reforma policial no se concreta y la opinión pública cuenta con escasa información sobre los trabajos de la comisión encargada de diseñar su reestructuración, comerciantes y amas de casas confiesan que cada día desconfían más de la Policía y se sienten más inseguros al salir a las calles.

Así se expresa Mercedes Jiménez, quien asegura que en varias ocasiones ella y sus hijos han sido víctimas de atracadores en la misma acera de su casa, en Buenos Aires de Herrera.

Colmaderos, banqueras y amas de casas dicen que viven bajo incertidumbre debido a la delincuencia y a la falta de acciones de la policía para garantizar la seguridad.

Comerciantes de la calle San Antón, en Herrera, donde el pasado 4 de octubre dos hombres a bordo de una motocicleta quitaron la vida a balazos a Carlos Eduardo Ventura Guzmán, de 29 para despojarlo de su celular y una cartera, indicaron que se han visto obligados a reducir los horarios de sus negocios antes de que caiga la noche.

Familiares del joven piden  encarecidamente a las autoridades dar con el paradero de los desaprensivos que cometieron el hecho donde su pariente perdió la vida.