Todas las actividades comerciales, educativas, de transporte y otras se mantienen paralizadas acogiéndose de esta manera la declaratoria de emergencia nacional dispuesta por el gobierno ante amenaza del coronavirus.

SANTIAGO.- Todas las actividades comerciales, educativas, de transporte y otras se mantienen paralizadas acogiéndose de esta manera la declaratoria de emergencia nacional dispuesta por el gobierno ante amenaza del coronavirus.

Establecimientos comerciales que cuentan con autorización de las autoridades, como supermercados, farmacias estaciones de combustibles y transporte están laborando.

En el caso del transporte el número de unidades que ofrecen ese servicio se ha reducido de manera considerable.

En el sector informal a pesar de apoyar la medida, aseguran que pasaran por momentos difíciles debido a que no tienen como ganarse el sustento de sus familias.

En las principales calles y avenidas así como en la autopista Duarte la circulación vehicular también se ha reducido de manera considerable.