El  decreto No. 418-21 garantiza para el mediano y largo plazo la productividad de los mares y las actividades pesqueras que sustentan la vida de miles de familias en el país

SANTO DOMINGO.- La Comisión Ambiental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) saluda la decisión del presidente Luis Abinader Corona de proteger al Pez Loro, por las funciones que este desempeña en la sanidad de los arrecifes de coral y en la estabilización de playas y costas.

El  decreto No. 418-21 garantiza para el mediano y largo plazo la productividad de los mares y las actividades pesqueras que sustentan la vida de miles de familias en el país.

La Comisión añade que es importante que la República Dominicana dedique especial atención a la optimización y modernización de la pesca para lo cual se requiere de una política integral que asigne recursos financieros, tecnológicos y acompañamiento para superar las limitantes de una actividad económica tan importante para las familias y el país evitando a su vez el deterioro de los ecosistemas costero-marinos y prácticas que puedan afectar de manera permanente  la actividad.

El decreto de veda es consistente con todas las acciones regionales de protección y se convierte en una contribución del país a la mejoría de los ecosistemas marino costeros del Caribe a la vez que permite superar decisiones jurídicas anteriores que colocaban a RD en la lista de países que no asumían compromisos suficientes con la conservación y la sostenibilidad.

Otra medida  del decreto de veda es la prohibición de artes de pesca destructivas que constituyen una amenaza directa sobre la existencia de recursos pesqueros y, sobre todo, la sostenibilidad para el corto y mediano plazo de la actividad.

Este decreto promueve  la pesca responsable,  contribuye a la capacitación y fortalece el sistema  de aprovechamiento marino sobre la base de un manejo armónico y correcto de nuestra biodiversidad, tiene una dimensión educativa y ética ya que compromete a pescadores, consumidores y autoridades con el uso presente y la permanencia futura de recursos vitales.

Todas las leyes, acuerdos y reglamentos  que se mencionan en los antecedentes constituyen una mirada certera para  la elaboración  del decreto. Apoyamos la forma de  establecer los controles de las edades de las especies y su ciclo de vida.

Respaldamos también la prohibición de la captura de Anguillas y gusanos marinos y el fortalecimiento de la acuacultura.