SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El desperdicio de agua es uno de los principales problemas relacionados con la disponibilidad y utilización de este recurso en la población.

Una ducha para iniciar y finalizar la jornada diaria suele ser gratificante. Sin embargo, abrir el grifo sin pensar en la cantidad de agua que se desperdicia, resulta un problema sobre todo si se toma en cuenta que lo mismo puede ocurrir en la mayoría de las casas, provocando la pérdida de muchos galones.

En una ducha de cinco minutos podrían derramarse unos 95 litros de agua, esto es equivalente al total de agua que se toma una persona en 50 días, según la Organización Mundial de la Salud.

Lo mismo ocurre durante el momento que toman los caballeros para afeitarse y el cepillado. Si se coloca un recipiente con el grifo abierto por tres minutos, espacio que toma realizar la práctica, podría acumularse más de un galón de agua en ese lapso de tiempo.

Por casi cinco décadas Grecia Pérez, ha sido ama de casa. Para ella es costumbre a la hora de higienizar los utensilios de la cocina utilizar envases, según explica, solo usa tres galones de agua, su consumo disminuye a menos de la mitad, a diferencia de cuando se realiza con el grifo abierto.