SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Las precariedades en los servicios básicos del agua y la luz, y la proliferación de los centros de expendio de bebidas alcohólicas se han convertido en la pesadilla de los moradores del Ensanche Isabelita, en el municipio de Santo Domingo Este.

Para los moradores en este sector, conciliar el sueño es una tarea casi imposible debido al ruido que provocan los denominados drinks, ubicados en la misma zona residencial.

http://youtu.be/Wq1KwbT0tmA

Precisamente, esta tarde sus moradores realizaron una marcha para exigir la solución a éste y otros problemas.

Y es que a pocas cuadras de las viviendas, estos centros de expendio de bebidas alcohólicas permanecen abiertos hasta altas horas de la noche, según cuentas los moradores.

A eso se suma también la precariedad en el servicio energético, del que dicen apenas reciben unas 8 horas diarias. Pero la pesadilla no termina ahí, ya que según cuenta los residentes en este sector, recibir agua potable por las tuberías es casi un milagro para ellos, ya que regularmente tardan más de 15 días en enviarla.

Para colmo de males, este sector enfrenta una Litis con compañías privadas, que aseguran ser las propietarias de los terrenos que ocupan desde hace décadas.

A las exigencias de esta barriada, se suma también la construcción de un liceo y tres puentes peatonales en la avenida Las Américas, donde aseguran ya varias personas han resultado muertas al intentar cruzar la vía.