Núñez indicó que esa entidad no cumplía con su función de veeduría.

Santo Domingo.- Como un “andrón de maldad”, definió este martes el presidente del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores, Dolores Núñez, a la suprimida Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, al ser cuestionado sobre su función fiscalizadora de las obras que construía el Estado dominicano.

“Ahora las cosas marchan bien, porque ahora es el Ministerio de la Vivienda y Edificaciones”, destacó Núñez.

Al participar en la entrevista central de El Despertador, el ingeniero explicó que dicha entidad, cerrada por el presidente Luis Abinader, mediante el decreto 497-21 en cumplimiento con su plan original de “la reestructuración y eficientización del Estado", Núñez indicó que esa entidad no cumplía con su función de veeduría.

Señaló que con la creación del Ministro de la Vivienda y Edificaciones (MIVED), muchas funciones que estaban a cargo del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, pasaron a esa dependencia y  el MOPC sólo se centrará en obras viales.

“Obras Públicas tiene varias áreas que tienen que ver con las edificaciones, ya toda esa parte ha ido saliendo para el Ministerio de la Vivienda y con el transcurso de los meses otras más también las manejará”, sostuvo.

En cuanto a la supervisión de las obras, puntualizó que cada ministerio o institución del estado tiene que cumplir con su responsabilidad fiscalizadora a cabalidad para que “las obras salgan como tienen que salir y como dicen los planos”.