Los dueños de comercios advirtieron que el atraso de los fletes amenaza con reducir la oferta de productos y aumentar sus precios al consumidor de continuar la tendencia de aumentos en impuestos.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- El atraso en el tráfico internacional de mercancías pone en vilo el comienzo de la temporada de compras de fin de año debido a que almacenes y boutiques no han recibido sus pedidos y no cuentan con suficientes ropa para abastecer a sus clientes.

Las esperanzas de los comerciantes de que el periodo de fin de año los ayude a recuperarse, tras un año de escasas ventas por pandemia, se desvanece conforme se acerca la temporada de compras.

Los comerciantes explicaron que al no llegar a tiempo sus pedidos como consecuencia del atraso global de fletes se verán obligados a vender sólo las mercancías que les quedaron de años anteriores.

 “Nosotros estamos trabajando con la mercancías que teníamos aquí, pero no estamos consiguiendo mercancías porque no hay; estamos esperando que sea buena la navidad porque estamos amarrado en lo pelao”, aseguró Francis Suero, propietario de una boutique en la capital.

La misma situación viven distribuidores de electrodomésticos de Villa Consuelo, quienes, pese a negarse a hablar frente a las cámaras, consideran que de no agilizarse el transporte marítimo, las ofertas del Black Friday el último viernes de noviembre estarían en peligro.

En cuanto a las grandes tiendas departamentales, Noticias SIN trató de conocer su percepción sobre la situación, pero sus ejecutivos no dieron una respuesta.

Además del atraso en los fletes, los comerciantes advierten que como consecuencia del caos en el transporte marítimo los precios se incrementan a diario.

Los dueños de comercios advirtieron que el atraso de los fletes amenaza con reducir la oferta de productos y aumentar sus precios al consumidor de continuar la tendencia de aumentos en impuestos.