1.6.- Deja un terrible legado de endeudamiento con el país enrumbado a la insostenibilidad fiscal, obligando a un próximo gobierno a ponerle límites, lo que será un grave desafío desde su inicio.

SANTO DOMINGO, Repúblic Dominicana.- La Coalición Democrática por la Regeneración Nacional ofreció un comunicado de sus consideraciones sobre la rehabilitación de Danilo Medina y la reunificación de las elecciones del 2020.

Consideraciones íntegra:

 1.- El absurdo de la rehabilitación del presidente Danilo Medina

1.1.- Contradice flagrantemente la necesidad de reemplazar al PLD en el absoluto dominio del Estado y la sociedad.

1.2.- Incoherente con una campaña electoral opositora que debe tener como objetivo la denuncia de los 20 años de gobierno del PLD, pero especialmente los 8 últimos de Danilo Medina (DM).

1.3.- No se puede olvidar que DM fue el armador fundamental de los primeros 6 años de gobierno de Leonel Fernández (LF), y contribuyó a edificar el entramado de la dominación política del PLD, y que alcanzó el poder en el 2012 montado en un descomunal déficit fiscal de más de 150 mil millones de pesos.

1.4.- La campaña de la oposición no puede prescindir de remachar que DM y el PLD compraron una reforma de la Constitución para reafirmarse en el poder en los comicios de mayor inequidad de la transición democrática.

1.5.- Los gobiernos de DM han sido continuadores y afianzadores del entramado de dominación peledeísta, acentuando el presidencialismo, con el control de todos los poderes del Estado, reduciendo el subsidio de los ayuntamientos a menos del 3% del presupuesto nacional, maximizando la corrupción y la impunidad, deteriorando la salubridad, la seguridad social y la seguridad ciudadana,ignorando todas las demandas de rendición de cuentas.

1.6.- Deja un terrible legado de endeudamiento con el país enrumbado a la insostenibilidad fiscal, obligando a un próximo gobierno a ponerle límites, lo que será un grave desafío desde su inicio.

1.7.- DM dejará pendiente con la sociedad su responsabilidad en los más grandes escándalos de corrupción, como los de Odebrecht, las plantas de carbón de Punta Catalina, OISOE, CEA, Los Tres Brazos, OMSA…

1.8.- Sería sin precedente que un partido de oposición busque favorecer al presidente que quiere desplazar, reformando la Constitución para que pueda volver después de gobernar los dos períodos establecidos y habría razones de sobra para preguntar a cambio de qué.

1.9.- Se ratificaría la maldición histórica del caudillismo continuista desde PedroSantana, Buenaventura Báez, Ulises Hereaux, Horacio Vásquez, Rafael Trujillo, Joaquín Balaguer y Leonel Fernández.

1.10.- Frustraría el profundo anhelo de cambio que ha expresado la sociedad a través de movimientos como la Marcha Verde y en las encuestas, porque daría vigencia al predicamento de que el PLD es invencible y sus opositores son incapaces y tan negociantes de la política como los que gobiernan.

1.11.- La oposición renunciaría a aprovechar la clara rebelión de la influyente clase media, que expresa hastío frente a los desgobiernos del PLD y tendería a afianzar el pesimismo, el inmovilismo y la resignación.

1.12.- Se alienaría el apoyo de los sectores sociales de mayor militancia en el rechazo al gobierno del PLD, como los que se expresan en la Coalición Democrática por la Regeneración Nacional, que ya adelantó su radical rechazo al absurdo regalo a Danilo Medina.

1.13.- Sea que gane o pierda las próximas elecciones, la oposición estaría habilitando un fuerte competidor para el 2024 que ya ha dado muestras de vocación de continuidad indefinida.

1.14.- Sería el colmo que los líderes opositores creyeran en vanas promesas del presidente DM, un violador sistemático de compromisos contraidos.

1.15.- La  rehabilitación implicaría una nueva reforma constitucional por interés personal del mandatario de turno, que sería realizada por una mayoría de legisladores que ya fueron responsables de las del 2010 y 2015  y apenas a meses de la elección de un nuevo Congreso que deberá ser más plural y mejor expresión de la voluntad democrática de la sociedad dominicana.

1.16.- En el proceso electoral en marcha, con casi todos los legisladores en campaña por su reelección, no habrá condiciones mínimas para las consultas y debates ponderados que debería implica una modificación como la propuesta, de 11 aspectos de la carta magna.

1.17.- El mayor absurdo de la propuesta es que ratifica la actual institución de dos períodos para los presidentes y nunca más, y al mismo tiempo busca exonerar de ese límite al actual mandatario, lo que demandaría una disposición transitoria al revés de la del 2015, ahora en beneficio exclusivo del proponente y promulgador de aquella, y que intentó desconocerla.

 

2.- El pretexto de la reunificación de las elecciones

2.1.- El proyecto de regalarle a DM la posibilidad de volver al poder tras sus “dos períodos y nunca más” se oculta sobre el interés de otras 10 modificaciones constitucionales, resaltando la supuesta urgencia de reunificar las elecciones municipales de febrero con las presidenciales y congresuales de mayo próximos.

2.2.- Los más interesados en la reunificación son precisamente quienes la instituyeron con tres meses de separación en la Constitución del 2010 para ser implementada por primera vez en el 2020. No se puede olvidar que las municipales y congresuales quedaron separadas por dos años de las presidenciales en la reforma del 1994 motorizada por el líder José Francisco Peña Gómez buscando fortalecer la independencia de los poderes del Estado.

2.3.- Los que aducen el mayor costo de las elecciones separadas del próximo año, pretenden que olvidemos que así estuvieron en cuatro períodos consecutivos, 1998, 2002, 2006 y 2010. Y para poder establecer en un mismo año las tres elecciones, hubo que extender a seis años  el siguiente período, 2010-2016.

2.4.- Llama la atención que los peledeístas y sus bocinas promuevan la reunificación de las elecciones bajo la “generosa”premisa de que beneficiaría a la oposición, porque después de las municipales de febrero, los munícipes perderían interés en apoyar las candidaturas de los legisladores y del presidente, como si no fuera igual para todos los partidos. Sería una gran ingenuidad aceptar esa propuesta.

2.5.- Si la oposición acepta esa premisa, estaría suicidándose, vendiendo las posibilidades de sus candidaturas presidenciales y congresuales en aras de las municipales.

2.6.- En realidad a  quienes más conviene ahora mismo el retraso de la elección municipal es a los peledeístas, que buscan ganar tiempo para ver en qué medida pueden superar la profunda confrontación que los divide y que se expresa con mayor ferocidad en la competencia de facciones por las candidaturas locales, más expuestas a la derrota por las cicatrices que dejará un proceso que no estará exento de compras de votos, transfuguismo grupal y hasta violencia. Debe recordarse que las primarias del PLD en el 2015, con menor confrontación grupal, dejaron cuatro muertos y numerosos heridos.

 

3.- El momento en que se realizaría la reforma constitucional

3.1.- A Danilo Medina le convendría que lo rehabiliten cuanto antes para recuperar parte del poder que perdió cuando fue forzado a renunciar a su proyecto reeleccionista. Su solo enunciado tiende a darle mayor protagonismo para imponer un delfín como candidato presidencial del PLD. Pero tropieza con la dificultad de realizarla en las 6 semanas que quedan para las primarias del 6 de octubre, con todos los legisladores empeñados en su territorio en la lucha por su reelección.

3.2.- Si LF resulta electo candidato presidencial del PLD, lo que hasta ahora luce muy probable, DM necesitaría con mayor urgencia que le devuelvan la posibilidad de ser candidato en el 2024, para recuperar capacidad de negociación interna que lo proteja frente a su rival, hasta condicionándole el apoyo del gobierno.

3.3.- La oposición no puede tomar parte en esa tremenda disputa, sino dejar que el PLD se consuma en la misma, por lo tanto no puede favorecer la rehabilitación de DM ni antes ni después de las primarias, mucho menos en plena campaña electoral, ni después de los comicios.

3.4.- Para el PRM sería una enorme distracción, generadora de tensiones internas embarcarse en una discusión sobre una reforma para ayudar al actual mandatario.

3.5.- La oposición no puede contribuir a que en la lucha por el control del PLD y sus candidaturas prevalezca el Presidente de la República, porque luego volcará todo el Estado en favor de los suyos y repetirá las inequidades, abusos y desmesuras de las campañas electorales bajo los gobiernos peledeístas. Si ha de prevalecer que pague el mayor costo interno.

 

4.- Las falsas promesas de ayuda del danilismo

4.1.- Debe partirse de la realidad de que el PLD es un proyecto de eternización en el poder, por lo menos hasta el bicentenario de la República, como ha planteado Leonel Fernández, para lo cual todavía faltan por lo menos 6 períodos presidenciales.

4.2.- Si DM logra imponer un delfín como candidato presidencial de su partido, no existe la mínima posibilidad de que luego vaya a preferir que gane uno de la oposición. Con todo el poder del Estado tendría más posibilidades de reunificar su partido hasta para las municipales de febrero, y mucho más para las presidenciales y congresuales de mayo.

4.3.- Si quien resulta candidato presidencial es LF, tampoco es cierto que el encono de Danilo prevalecerá. El camino de la reunificación será más abrupto, pero allanable por el interés del partido que tenderá a sobreponerse al del mandatario.

4.4.- El escenario del triunfo de LF es el mejor para la oposición, porque tendría más tiempo para ganar mayor espacio mientras las luchas grupales, con la resistencia de DM, consumen al PLD.

4.5.- Pero LF no será un candidato a subestimar, porque tiene recursos económicos suficientes y mayor carisma que DM. Por las gratitudes y temores que genera, no habrá empresario ni contratista importante que no le cotice con generosidad.

4.6.- Es una falsa apuesta apoyar la rehabilitación de DM bajo el supuesto de que impedirá a cualquier precio que LF vuelva al poder. Porque el interés de su partido se impondrá a su resentimiento o encono.

4.7.- Si LF es electo candidato, hasta cercanos de DM que lo han hostilizado serán de los primeros en buscar una negociación de impunidad, como lo hizo Félix Bautista en el 2015, contribuyendo a aprobar la reforma constitucional reeleccionista a cambio del “no ha lugar” de jueces peledeístas, que el Ministerio Público no apeló, sobre un expediente de corrupción que envolvía 26 mil millones de pesos.

4.8.- Ya Felucho Jiménez advirtió que si se dividen, salen del poder, y que entre 300  y 400 mil peledeístas perderían sus empleos, gran parte de ellos generosamente retribuidos. Decenas de miles de peledeístas que han constituido pequeñas y medianas empresa para suplir al Estado, pondrían en riesgo sus negocios, al igual que los grandes contratistas. Todos ellos presionarían por salvar la unidad, y muy pocos preferiría el triunfo de un opositor.

4.9.- Tampoco se debe olvidar que la mayor parte de los peledeístas deben su prosperidad a los doce años de gobierno de LF y no tienen la menor razón para temer ni oponerse a su retorno al gobierno. Más aún, él fue quien llevó a DM al poder con las desmesuras de la campaña electoral del 2012, pese a lo cual éste sólo pasó un punto del 50% de los votos (51.2%).

 

5.- La oposición tiene que jugársela contra DM y LF

5.1.- La oposición política no puede jugar a los cantos de sirena de los danilistas ni subestimar las posibilidades del leonelismo. Tiene que lanzarse duramente contra los dos, identificándolos como corresponsables de las frustraciones nacionales. No puede negociar con ninguno, porque las mayores posibilidades son de que terminen pactando.

5.2.- La mayor posibilidad de que el PLD se divida se dará en la lucha por las candidaturas, sobre todo si el poder irrumpe abruptamente y si se desata un mercado persa de compra de votos. Al leonelismo no le faltará dinero para también comprar votos, si los danilistas inician la zafra como muchos pregonan.

5.3.- Lo más que podría hacer DM para pagar el favor de la oposición que lo rehabilite sería no volcar el Estado en favor de una candidatura de LF, pero como quiera la mayor parte de los funcionarios peledeístas abusarían de los recursos estatales en favor de todos los candidatos del PLD.

5.4.- La oposición tiene que lanzarse firmemente a capitalizar el profundo disgusto de las clases medias y de la mayoría de los empresarios con el rumbo del país bajo los gobiernos del PLD. Ese sector inclina la balanza por su influencia sobre los trabajadores y trabajadoras domésticos, sobre los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas, de los informales y la inmensa gama de servicios, en las redes y en la opinión pública.

5.5.- Será más difícil captar el voto de los sectores más pobres e ignorantes que reciben migajas a través de las tarjetas sociales. No imposible, porque aún esos pueden ser neutralizados.

5.6.- Es fundamental romper el mito de que no hay oposición, de que el PLD es invencible y de que todos los políticos son iguales, levantando un programa que responda las grandes insatisfacciones nacionales, con coraje y determinación, combatiendo a tirios y troyanos.