El Día del Padre se celebró en el Gran Santo Domingo con actividades y sorpresas familiares, poco tráfico en las calles y escaso movimiento comercial.

Propietarios de negocios aseguran que la crisis sanitaria que atraviesa el país por la pandemia ha llevado a que las ventas por el día del padre sean inferiores a años anteriores.