El costo de la terapia y los escasos recursos de su familia representan sin embargo, el mayor obstáculo para su recuperación.

SANTO DOMINGO.- Con el anhelo de retomar sus estudios y convertirse algún día en arquitecto, un joven de 25 años centra sus esperanzas en una cirugía en la médula espinal o al menos en una terapia continua que le ayude a recuperar la movilidad en las piernas, que perdió al sufrir hace seis años en un accidente mientras nadaba en un río.

El costo de la terapia y los escasos recursos de su familia representan sin embargo, el mayor obstáculo para su recuperación.

El sueño de volver a caminar, estudiar y ayudar económicamente a su madre es el principal motor de Luis Arturo Rodríguez.

Los sacrificios de su madre, de 58 años, han sido insuficientes para pagar los tratamientos médicos y la situación se agravó hace cuatro meses cuando ella perdió su trabajo como conserje de una escuela.

Rodríguez perdió la movilidad hace hace seis años cuando sufrió un accidente al tirarse un clavado en un río en Bayaguana. Su cuerpo golpeó con una roca en el lecho del afluente y sufrió daños severos en la médula espinal.

Para Luis Arturo, la posibilidad de volver a caminar también representa una oportunidad para estudiar, ya que, a pesar de sus esfuerzos para recibir clases, aunque sea de manera virtual, no le ha sido posible.

Además de una cirugía, los médicos les aseguran que las terapias de rehabilitación por un periodo prolongado le ayudarían, pero pro la falta de recurso sólo pagar 15 sesiones. Ahora, con la ayuda solamente de su silla de ruedas sale de su casa y hace algunos ejercicios.

Para ayudar con su situación, usted puede comunicarse al teléfono (829) 395- 2998 o depositar en la cuenta de banco de Banreservas al nombre de Sención Capellán, 9603477801.

Aunque Luis Arturo tiene sus extremidades paralizadas, dice que nunca detendrá su sonrisa y el optimismo de lograr sus sueños para continuar adelante.