Tras permanecer resguardados por más de un año debido a las restricciones para controlar los contagios del coronavirus, las familias esperan que pronto venzamos esta enfermedad y así el próximo año festejar el día de las madres con todos sus seres queridos y con mayor libertad. 

Por Gabriela Andújar 

SANTO DOMINGO.- Bajo ciertas limitaciones celebran el día de las madres las familias de diferentes barrios de la capital, debido a las restricciones impuestas por el gobierno para disminuir los contagios del coronavirus luego del rebrote registrado en el Gran Santo Domingo.

Dos años llevan celebrando de forma atípica el día de las madres las familias dominicanas, algunas incluso hasta han perdido el entusiasmo.

Alejandrina Morales esperaba hoy poder salir a festejar este día con todos sus familiares, luego de pasar un año completo vendiendo desayunos en la acera frente a  su vivienda, pero por el repunte de la pandemia se quedará una vez más en su casa para evitar contagiarse de la enfermedad.

Alejandrina explica que esta mañana no le fue muy bien con la venta de los desayunos porque la gente prefirió comprar regalos, tal y como confirma Erika Báez, quien junto a su madre cada año monta una mesa con variedad de artículos que sus vecinos adquieren para obsequiarles a las madres.

A pesar de las nuevas medidas adoptadas por las autoridades desde el jueves en el Gran Santo Domingo para controlar la incidencia del COVID-19, Erika asegura que este año se siente con más libertad que el anterior para compartir con sus parientes.

Aunque la situación ha empeorado en las últimas semanas, algunas madres se muestran positivas ante el proceso de vacunación que se desarrolla en el país contra el coronavirus y con esperanzas de pronto poder abrazar a sus hijos.

Tras permanecer resguardados por más de un año debido a las restricciones para controlar los contagios del coronavirus, las familias esperan que pronto venzamos esta enfermedad y así el próximo año festejar el día de las madres con todos sus seres queridos y con mayor libertad.