SANTO DOMINGO.- Las autoridades de Salud y del Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape) esperan los resultados de las pruebas rápidas y PCR realizadas ayer a unos 13 envejecientes y a empleados del hogar San Francisco de Asís de la avenida Independencia, para determinar si hay un brote de COVID-19 en el centro donde en las últimas semanas han fallecido nueve adultos mayores por afecciones respiratorias.

Según el coordinador regional de hogares del Gran Santo Domingo, los envejecientes que presentan síntomas asociados al coronavirus, fueron aislados.

Para este martes la entrada al asilo sigue restringida y se ha adecuado un área para recepción y desinfección de donaciones.