El país tiene pendiente poner fin a la transmisión materno infantil del VIH, que afecta aun al 4 por ciento de las mujeres embarazadas seropositivas, afirmó Víctor Terrero, director ejecutivo del CONAVIHSIDA

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El país tiene pendiente poner fin a la transmisión materno infantil del VIH, que afecta aún al 4 por ciento de las mujeres embarazadas seropositivas, afirmó Víctor Terrero, director ejecutivo del CONAVIHSIDA.

El funcionario llamó a los médicos a aplicar rigurosamente los protocolos del Programa Nacional de Reducción que impulsan las autoridades para lograr ese objetivo, y propuso una alianza con el Colegio Médico Dominicano para garantizar su aplicación.

Por recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, el tratamiento a las embarazadas debe empezar a las catorce semanas de gestación y mantenerse hasta el final de la lactancia, explicó.