SANTO DOMINGO.- La defensa del imputado en el caso del escándalo de corrupción Odebrecht, Ángel Rondón, concluyó hoy la presentación de pruebas a descargo tras la comparecencia de siete testigos en miras a demostrar su inocencia en el entramado.

Los últimos en presentar sus testimonios fueron José Hazim, exsenador de San Pedro de Macorís y Milciades Franjul, actual senador de Peravia; ambos declararon ante el tribunal que no tienen vinculación alguna con el proceso, sumándose a los demás que testificaron a favor de Rondón.

La Procuraduría General de la República aseguró que ninguno de los testigos presentados por el imputado aportan aspectos de relevancia al proceso judicial.