Justicia (Fuente externa)

SANTO DOMINGO, República Dominicana .- Un hombre fue condenado a 30 años de prisión en la Victoria, después de asesinar a un vigilante privado para robarle su escopeta y, posteriormente, herir a dos hijos de su expareja, a quien también trató de matar, según informó este jueves el Ministerio Público.

El hecho ocurrió en Sabana Perdida, Santo Domingo Norte, el 4 de agosto del 2012.

El condenado es Jarur Serrano Báez, quien mató a Manuel Emilio de Jesús, de 57 años de edad.

Según el expediente del Ministerio Público, cuando Serrano Báez acudió al puesto de trabajo del vigilante fallecido, le propino un golpe con un palo y al quitarle el arma le disparó con la misma, luego se dirigió a la casa de su expareja, María Francisca Castillo, donde hirió a dos de sus hijos.

El homicida fue herido y arrestado por una patrulla de la Policía minutos después de que disparará a Yonatan de la Cruz Castillo, de 23 años, y a su hermana Yuli, de 15.