SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Tercer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional condenó a cuatro y tres años de cárcel a los acusados de estafar al Estado por más de 52 millones de pesos, a través del desaparecido Programa de Reducción de Apagones (PRA).

Marcos Lara Lorenzo, quien fuera director del PRA, fue condenado a cuatro años de prisión y a una multa de un millón de pesos.

Mientras que los ex funcionarios Sauris Rodríguez Sánchez y Juan Portalatín Castillo fueron sentenciados a dos y tres años de cárcel y a multas de un millón y 500 mil pesos, respectivamente.

Los tres deberán cumplir la condena judicial en la cárcel de Najayo.

En tanto que Nicolás Concepción Núñez fue declarado no culpable por insuficiencia de pruebas.