Ciudadanos le atribuyen este problema al crecimiento de la población y a la comodidad que todos buscan en adquirir sus vehículos propios lo cual deja las calles sin  espacio libre, lo que  convierte su día a día en caos total.

Por: Ana Paula Gonzalez

SANTO DOMINGO.- La economía se recupera pero el tránsito vehicular, según la población, es desesperante e inquietante además de provocar que suba el costo de los diferentes medios de transporte  por la cantidad de vehículos y público en las calles.

Dueños de vehículos privados y taxistas que prestan sus servicios a compañías subrayan que en este mes se ha vivido lo que no se veía en años, dejándolos en la obligación de gastar casi el doble en combustible y subir su costo por servicio, sin embargo motoristas dicen esta es la mejor época del año para ellos ya que su movilidad en calles es más flexible por lo que atrae más clientela.

Ciudadanos le atribuyen este problema al crecimiento de la población y a la comodidad que todos buscan en adquirir sus vehículos propios lo cual deja las calles sin  espacio libre, lo que  convierte su día a día en caos total.

Asegurándonos que este problema es insostenible, Juana Martínez, quien realizaba sus compras navideñas, dice la situación le afecta para su retorno a casa, la cual queda un poco apartada del centro de la ciudad, y su única solución es coger un servicio público y durar casi 2 horas en llegar.

Compradores y taxistas aseguran que tras un año sin salir a comprar por las restricciones impuestas por el COVID la aglomeración de personas es muy grande por lo que hacen un  llamado a las autoridades y piden se analice la organización de la circulación vehicular.