La pastoral Social de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) se solidarizan y al mismo tiempo hacen un llamado a la colaboración con las comunidades que han sido golpeadas por los vientos y lluvias de los huracanes Irma y María.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-

A través de un comunicado, Expresaron que muchas familias han perdido todos los bienes de sus hogares incluyendo sus casas y que los desbordamientos de los ríos y arroyos han dejado a numerosas personas sin camas, vestidos, salas, comedores y útiles de cocina y por supuesto sin comida.

En tal sentido, cada Obispo y Director diocesano de la Pastoral Social Cáritas de la Iglesia Católica en República Dominicana, están muy de cerca acompañando, apoyando, y socorriendo según las posibilidades lo permiten, a los damnificados de la comunidades: Miches, el Seíbo, Güaley y los Cocos en Hato Mayor; Ramón Santana en San Pedro de Macorís; Samaná, Nagua, El Bajo Yuna en Arenoso; así como  varios sectores de Santiago, Moca, Puerto Plata, Palo Verde y Castañuelas en el noroeste, entre otras que también han sido afectadas, informaron en la nota.

Asimismo, invitaron a todos y todas a donar, colaborar con generosidad y amor, en favor de todos los damnificados. La fe se vive en la caridad, la fe sin obras está muerta. La caridad es elemento esencial de nuestra vida eclesial. Aportemos con alegría y libertad.

Para ello pueden dirigirse al director diocesano de Pastoral Social Cáritas en el Obispado de cada diócesis o a su párroco.

A continuación el listado de los directores de cada provincia donde pueden hacer sus donaciones:

Comunicado Pastoral Social, llamado a la cooperación.