Al reconocer que el conflicto bélico representará un duro golpe para el turismo, diputados recomiendan a las autoridades del sector buscar alternativas y atraer viajeros desde otras regiones.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- Además de los efectos económicos en las importaciones de materias primas y granos, la guerra en Ucrania comienza a impactar en la industria sin chimeneas en el país debido al descenso estrepitosos de viajeros que visitan el país tanto de Rusia como ucranianos.

Ante la situación diputados exhortaron a las autoridades del sector turismo crear mecanismos que incluyan facilidades a viajeros de otras latitudes.

La llegada de más de 49 mil turistas desde Rusia y 13 mil 719 ucranianos solo en el mes de enero para las autoridades daba indicios de que la visita de ciudadanos de esas naciones eslavas se encaminaba a superar años anteriores.

La caída desde febrero en el número de viajeros de ambos países se conjuga además con el descenso en las remesas que llegan procedente de Europa.

Según datos de ASONAHORES, Rusia ya se había convertido en el segundo emisor de viajeros, solamente por detrás de EEUU. mientras que el pasado año de 3.6 millones de turistas que visitaron la República Dominicana, 183 mil setecientos llegaron de Rusia y al menos 86 mil desde Ucrania.

Al reconocer que el conflicto bélico representará un duro golpe a la industria sin chimeneas, diputados recomiendan a las autoridades del sector buscar alternativas y atraer viajeros desde otras regiones.

Los congresistas entienden que si las sanciones económicas de Estados Unidos y Europa a Rusia son muy contundentes, esto podría afectar el turismo de rusos, que eligen a República Dominicana para vacacionar.