La mayoría de los trabajadores, alrededor de 135,000 en todo el país, son de descendencia haitiana que aún no han resuelto su estatus legal o permiso laboral, son sometidos constantemente a amenazas y excesos de horarios de trabajo.

REDACCIÓN.- Una delegación en el Congreso para la República Dominicana de congresistas de Estados Unidos integrado por el presidente del Subcomité de Medios Comerciales, Earl Blumenauer (D-OR), Dan Kildee (D-MI), Jefe Adjunto del Caucus Demócrata de la Cámara y copresidente del Caucus Azucarero de la Cámara, emitieron una declaración donde confirman que el trabajo forzoso en la industria azucarera dominicana aun persiste.

“Hace cerca de 10 años se había hecho una denuncia laboral relacionada al CAFTA , dónde se había solicitado que el gobierno estadounidense investigará las condiciones laborales de los trabajadores de la industria azucarera en República Dominicana refería especificamente al trabajo forzoso y las precarias condiciones en que vivían en los llamados Bateyes.

Nuestras observaciones confirmaron que no se había mejorado la situación, inclusive se les había amenazado a los trabajadores a no intercambiar conversaciones o dar información de situación , lo cual lo encontramos inaceptable.

Ya que la mayoría de los trabajadores, alrededor de 135,000 en todo el país, son de descendencia haitiana que aún no han resuelto su estatus legal o permiso laboral, son sometidos constantemente a amenazas y excesos de horarios de trabajo.

Inclusive Central Romana, el más grande productor de azúcar, ha afirmado que necesitan mejorar las condiciones de sus trabajadores, aunque han hecho mejoras aún hay mucho trabajo que realizar.

El mejorar las condiciones de este sector en RD, ayuda a estandarizar las condiciones laborales en toda la región.

En reunión con el presidente Abinader hemos acordado que la economía del país no puede seguir adelante hasta que los trabajadores tengan los derechos básicos y protección laboral.

Así mismo tocamos el tema de combatir la corrupción y fortalecer la economía, la motivación para crear una reforma para ello es evidente”.