Antes de darle el último adiós, los parientes de Orlando Jorge Mera, colocaron rosas amarillas en su ataúd y tanto la esposa como sus dos hijos.

SANTO DOMINGO.- Antes de darle el último adiós a Orlando jorge Mera, ministro de Medio Ambiente, los parientes colocaron rosas amarillas en su ataúd, tanto la esposa quien le daba besos y le repetía te amo, como sus dos hijos.

Lo despidieron con amor de familia.

Sus restos fueron sepultados la tarde de este miércoles, luego de que su amigo de la infancia Miguel Cruz acabó quitándole la vida de varios disparos en su oficina.

Siendo las 5:00 en punto inició la ceremonia donde el fallecido ministro fue descrito como un buen "padre, amigo, hermano, político, compañero" y una persona conciliadora.

El padre Juan Pablo, de los Heraldos del Evangelio, inició el servicio con un padre nuestro y cedió la palabra al comunicador Guillermo Gómez que tuvo a su cargo el panegírico y quien definió a Jorge Mera como uno más de sus hijos.

Gómez indicó que el país y el Partido Revolucionario Moderno (PRM), del que Jorge Mera fue miembro fundador, tuvo que enterrar un hijo en plena juventud al que le arrebató la vida un amigo, ya que el ministro de Medio Ambiente no tenía enemigos.