Los imputados son señalados por resultar involucrados en un supuesto entramado de corrupción para desviar fondos millonarios de las instituciones armadas.

SANTO DOMINGO.- El Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional conoce este viernes la revisión obligatoria de la medida de coerción del ex jefe de seguridad del expresidente Danilo Medina, Adán Cáceres Silvestre, a la pastora Rossy Guzmán, a su hijo,Tanner Antonio Flete Guzmán, el coronel Rafael Núñez de Aza y José Rafael Montero Cruz, implicados en la Operación Coral.

Los imputados son señalados por resultar involucrados en un supuesto entramado de corrupción para desviar fondos millonarios de las instituciones armadas.

Se recuerda que el procurador adjunto Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), reveló que el Ministerio Público sigue sumando presupuestos probatorios al expediente del Caso Coral, los cuales agravan el cúmulo de los delitos cometidos por los imputados y fortalecen una acusación que ya era robusta.

Explicó que las diligencias investigativas llevan a aportar pruebas que vuelven más compleja la situación frente al sistema de justicia de los involucrados en el expediente del Caso Coral, del que forma parte el mayor general Adán Cáceres Silvestre, exdirector del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep).