La mañana de este miércoles el Ministerio Público, representado por Wilson Camacho busca que sean enviados a prisión.

SANTO DOMINGO.- Los imputados en la Operación Coral se ven las caras nueva vez con la jueza Kenya Romero, luego que la Corte de Apelación la ratificara para conocer el caso tras la recusación hecha por la defensa de los acusados.

La mañana de este miércoles el Ministerio Público, representado por Wilson Camacho -director de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca)- busca que sean enviados a prisión como medida de coerción el grupo de imputados, a los que se les atribuye conformar una sociedad delictiva oculta en un supuesto entramado policial y miliar que habría usado como fachada instituciones religiosas y sin fines de lucro.

Los imputados son Adán Benoni Cáceres Silvestre, mayor general del Ejército y director del Cuerpo de Seguridad Presidencial;Rafael Núñez de Aza, coronel de la Policía Nacional; y Rossy Guzmán, pastora y asimilada de la Policía Nacional.

También son acusados Raúl Alejandro Girón Jiménez; Tanner Antonio Flete Guzmán, cabo de la Policía e hijo de Rossy Guzmán; y Alejandro José Montero Cruz, sargento de la Armada.

Contra el grupo la Pepca presentó una acusación de 195 páginas en las que detalla la forma en la que, supuestamente, operaba la red criminal.