Aplazan nueva vez conocimiento de medida de coerción contra implicados en operación Disconvenir

REDACCIÓN.- Este martes hubo un aplazamiento de la medida de coerción de la que serán objeto los implicados en la Operación Discovery , momento que el Ministerio Público aprovechó para revelar que uno de los implicados en el caso de red de extorsión y ciberdelitos  Josué Marte Monsanto, es un ente clave en dicha la organización y tiene un proceso abierto en su contra por narcotráfico.

Marte Monsanto fue detenido en el Cruce de Controba en La Vega en el 2018, mientras se desplazaba en un carro Hyundai Sonata, Y20 color blanco,  y se encontraba junto a una menor de edad, y le fue ocupado dos paquetes de cocaína aproximadamente de 2 kilos y otras ocho porciones de la misma droga con un peso de 393.7 gramos.

Igualmente según se informó le fueron ocupadas 12 porciones de crack con un peso aproximado de 317.3 gramos; una pistola, seis celulares y 7,650 pesos en efectivo. Por el caso, el imputado había guardado prisión preventiva, medida que luego le fue variada y quedó en libertad.

La audiencia continuará este jueves a partir de las 9:00 de la mañana, tras el receso decidido por la jueza.

El Ministerio Público solicita 18 meses de prisión preventiva contra los integrantes de la organización de estafa internacional y procura, además, que el caso sea declarado de tramitación compleja.

En la audiencia el órgano persecutor mostró cómo la organización utilizó por años prácticas de extorsión y sextorsión para apropiarse de los recursos económicos y de las identidades personales de miles de ciudadanos de Estados Unidos.

Por este nuevo sometimiento, el Ministerio Público pedirá para él 18 meses de prisión preventiva, igual que para el resto.

El Ministerio Público mostró en audiencia los hechos conexos que vinculan a los 39 imputados a quienes se les conocen medidas de coerción en este distrito judicial, por la red de ciberdelitos descubierta, que estafó a miles de ciudadanos estadounidenses.

Ante la jueza Yiberty Polanco, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santiago, el órgano de la persecución penal expuso este lunes parte de la teoría fáctica de la investigación, en la que delata el entramado criminal que los integrantes de la red ejecutaban, utilizando recursos tecnológicos en centros que simulaban ser call centers y desde donde desarrollaban su estrategia criminal.