Indicaron que ante esos hechos "interpusimos una querella penal ante el actual Consejo Superior del Ministerio Público sin que hasta el día hoy se haya hecho nada al respecto”.

Santo Domingo.- Cuando este martes el Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional tiene previsto iniciar con el juicio de fondo contra los imputados en el asesinato de Yuniol Ramírez, los familiares del abogado y catedrático han optado por retirarse del proceso judicial argumentando varias irregularidades en la instrumentación del expediente.

“La acusación presentada por el Ministerio Público encabezada en ese entonces por la fiscal del Distrito Nacional Rosalba Ramos Castillo, es una acusación corrupta, encubridora y hecha con la única intención de lograr la impunidad de Manuel Rivas y de Faustino Rosario de Santana Zorrilla", indicó el abogado de la familia en una nota de prensa.

Agrega que ante lo expuesto anteriormente, "interpusimos una querella penal ante el actual Consejo Superior del Ministerio Público sin que hasta el día hoy se haya hecho nada al respecto”.

De acuerdo con un comunicado dado a conocer por el jurista Irving de la Cruz, otras de las razones que motivaron a los familiares a desistir en la acusación es que tras la entrega de Argelis Contreras, pieza clave del proceso, el expediente no fue reformulado.

“El Ministerio Público actual encabezado por Wilson Camacho, a pesar de durar cinco días interrogando al imputado Argenis Contreras González, no utilizó esos interrogatorios para ampliar la acusación e imputar a Manuel Rivas, Faustino Rosario y Santana Zorrilla, que la fiscal Rosalba Ramos Castillo imputo solo por corrupción para protejerlos por sus vínculos con el partido de la liberación dominicana”.

Manifiestan que ante no presentar ningún elemento adicional al expediente ya existente el órgano persecutor “está dando como buena y válida una acusación corrupta, encubridora y llena de impunidad, por tales motivos nos retiramos del proceso”.

Aunque los familiares del malogrado abogado desestimen la querella, el Ministerio Público tiene la potestad de continuar con el proceso judicial y concluir el caso de acuerdo como establecen los procedimientos.

El profesor Yuniol Ramírez, de 45 años, fue asesinado y encontrado en una cañada en Santo Domingo Oeste, en octubre del 2017; tenía las manos atadas con cadenas sujetas a un block.

Las investigaciones determinaron que Ramírez fue raptado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, donde impartía docencia, y los videos de seguridad recolectados por las autoridades determinaron que el catedrático había sido asesinado en las inmediaciones de la UASD.

Su muerte destapó un escándalo de corrupción que se ejecutaba en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA).