SANTIAGO, República Dominicana.- El cónsul de los Estados Unidos, William Weissman, sostuvo una reunión este lunes con la fiscal de Santiago, Luisa Liranzo, tras la lentitud que lleva un caso de agresión sexual contra una joven estudiante norteamericana.

Liranzo señaló que Weissman visitó su despacho para dar seguimiento al caso de la violación contra la joven Zoe Goldom, hecho ocurrido en la avenida República de Argentina, en el 2010, y del que se acusa a dos haitianos.

La magistrada aseguró que el diplomático norteamericano acudió en representación de la joven y sus familiares, en condición de cónsul y representante de sus ciudadanos de esa nación, como parte de sus funciones consulares.

En ese sentido, afirmó que la Fiscalía ha dado el seguimiento adecuado al caso, que este martes será conocido en los tribunales.