Los comerciantes tampoco quedan exentos de las quejas, ya que aseguran que por la carestía sus clientes y ventas han disminuido.

Por Carolina Oleaga

SANTO DOMINGO.- Ante el incremento de hasta un 30 por ciento en el último año que han experimentado productos como el aceite y la carne de res, padres de familia de diversos sectores de Santo Domingo Oeste buscan alternativas para llevar los alimentos diarios a sus mesas.

El precio que tienen actualmente productos como el arroz, las  habichuelas y la carne de pollo ha obligado que padres de familia, residentes en los sectores El Café y  Buenos Aires de Herrera,  aumenten  su presupuesto diario para adquirir los alimentos.

Zenaida Oviedo dijo que antes con 500 cocinaba pero ahora tiene que disponer de 800.

Juan Ortega, padre de familia, dijo que "ya hemos llegado a un extremo que tenemos que dejar hasta 800 pesos para la comida, porque imagínese agua, café, azúcar, jabón, habichuela..."

Según explicaron, la situación  también los ha llevado a buscar otras alternativas para sustituir la carne y que los recursos que perciben les alcancen  para llegar al final de mes.

Los comerciantes tampoco quedan exentos de las quejas, ya que aseguran que por la carestía sus clientes y ventas han disminuido.

De acuerdo con el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), en el último año el precio del aceite tuvo un incremento de un 32.3 por ciento, costando casi 100 pesos una botella de 16 onzas.

La harina de maíz, se comercializa a poco más de 20 pesos la libra, lo que representa un 32.70 por ciento adicional  al  precio que tenía a inicios de 2021.

Según la entidad, la carne de res tuvo un aumento en su costo de un 22.10 por ciento, por lo que se distribuye a un costo de 182 pesos con 32 centavos la libra.

Industria y Comercio asimismo señala que además de esos productos, otros  artículos  experimentaron un aumento en el precio, entre los que se encuentran: el arenque, el pollo, la carne de cerdo, el azúcar, arroz y el cartón de huevo.

Mientras las amas aseguran estar al borde de la desesperación  debido al alto precio de los productos de la canasta básica, los comerciantes temen irse a la quiebra.