Las autoridades agropecuarias aseguraron que esta enfermedad de los cerdos de origen africano no es transmisible a los humanos.

SANTO DOMINGO.- Aunque las autoridades sanitarias y agrícolas insisten en que el brote de peste africana porcina que ha provocado la muerte masiva de cerdos en Sánchez Ramírez y Montecristi no se transmite a los humanos, la confirmación de que República Dominicana es el único país americano afectado por la enfermedad provoca temor entre consumidores, quienes comienzan a sustituir la carne del animal.

En tanto que carniceros de los mercados de la capital aseguran que sus ventas se mantienen ya que se suplen de otras provincias donde hasta el momento no está la fiebre porcina.

Ante la confirmación del brote de la gripe porcina, las personas que este viernes compran para abastecer su despensa y su nevera aseguran que desde ya comenzaron a sustituir la carne de cerdo por la vaca y las de ave, por temor a que se les transmita el virus.

De su lado, carniceros  de este y otros mercados aseguran que sus ventas se han mantenido estables en los últimos días y solo han disminuido por la situación económica que atraviesa el país por la pandemia.

Una comisión del ministerio de agricultura, encabezada el titular de la institución, realizan este viernes un recorrido por la provincia Sánchez Ramírez para hacer un levantamiento de los cerdos traspatio que están infectados con la gripe porcina africana.

Entre las medidas de carácter preventivo tomadas por el gobierno esta:

Prohibir la movilización de cerdos vivos y matados desde hacía las provincias Sánchez Ramírez y Montecristi.

Poner en cuarentena a ambas provincias.

Limpieza y desinfección de los lugares afectados

Levantamientos epidemiológicos periódicos.

Control militar en puntos estratégicos de esas provincias y campaña promocional para informar la prohibición de la movilización de los centros de esas demarcaciones.

Asimismo, indicaron que en Sánchez Ramírez la población porcina es 15 mil y en Montecristi de cuatro mil 600 cerdos aproximadamente.

Las autoridades agropecuarias aseguraron que esta enfermedad de los cerdos de origen africano no es transmisible a los humanos.