Este miércoles utilizando drones, las autoridades continúan la búsqueda del cuerpo de la niña en aguas del mar caribe aún con el fuerte oleaje que presenta.

SANTO DOMINGO- Familiares de la niña Liz María, violada y asesinada por un vecino que confesó haber cometido el hecho, exigen justicia a las autoridades.


Este miércoles utilizando drones, las autoridades continúan la  búsqueda del cuerpo de la niña en aguas del mar caribe aún con el fuerte oleaje que presenta.



Las personas que viven en los alrededores de la casa de la menor, para contribuir a encontrar el cuerpo, que según el homicida lanzó a aguas del mar Caribe, realizarán una búsqueda por zonas aledañas por donde supuestamente fue lanzado el cuerpo.



Mientras que el padre de la menor negó que haya dado confianza al panadero para acercarse a su hija.


Emanuel Sánchez exigió a las autoridades agilizar la búsqueda y dijo estar arrepentido de haber brindado confianza a Esterlin Francisco Santos, confeso violador y homicida dela menor.


Presidente Abinader habla del tema


El presidente Luís Abinader dijo que está muy afectado por el asesinato de la niña y afirmó que en las próximas semanas impulsarán una reforma a Ley Policial para prevenir el crimen y reforzar la seguridad ciudadana.


El mandatario aseguró que harán todo el esfuerzo posible para que el presunto culpable sea condenado a la pena máxima..


"Hay que revisar de que manera también podemos hacer que las condenas sean más fuertes", asevero el presidente.



En el Ensanche Isabelita de Santo Domingo Este, lugar donde se produjo la desaparición, vecinos y otros parientes de la desaparecida explicaron que el Panadero visitaba constantemente la vivienda de la familia y nunca se imaginaron que podría cometer el crimen.


Además negaron que hayan sido negligentes en el cuidado descuidado de la niña.


Liz María fue reportada como desaparecida desde el pasado domingo y Esterlin Francisco Santos confesó a las autoridades que la habría  asesinado y lanzó su cuerpo al mar caribe en un saco lleno de piedras, luego de violarla sexualmente.


Se espera que en las próximas horas al acusado le conozcan medidas de coerción.