Según nuestro corresponsal, César Montesinos, una caravana policial se trasladaba al entierro de Jovenel Moise y haitianos bloquearon puentes y carreteras.

PUERTO PRÍNCIPE.-Haití continúa viviendo este viernes un clima tenso en la ciudad de Cabo Haitiano, al norte del país, donde se han desarrollado protestas que han incluido barricadas, reclamando justicia por el asesinato del presidente Jovenel Moise el pasado 7 de julio.

Según nuestro corresponsal, César Montesinos, una caravana policial se trasladaba al entierro de Jovenel Moise y haitianos bloquearon los puentes y carreteras.

El velatorio en honor al presidente Moise, comenzó este viernes en la ciudad de Cap-Haitien, en el norte del país, horas antes de que tenga lugar el entierro del mandatario.

Las honras fúnebres comenzaron con dos horas de retraso con respecto al horario previsto y tienen lugar en los jardines de la Habitation Village SOS, residencia privada de la familia Moise a las afueras de Cap-Haitien, que está custodiada por un fuerte aparato de seguridad.