Mientras que la jueza Kenya Romero conoce a puerta cerrada la medida de coerción a los implicados de explotar sexualmente a extranjeras.

SANTO DOMINGO.- El Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional rechazó la tarde de este viernes la solicitud del Ministerio Público de fusionar en el expediente a las últimas tres personas que fueron apresadas como parte de la Operación Catleya.

Mientras que la jueza Kenya Romero conoce a puerta cerrada la medida de coerción a los implicados de explotar sexualmente a extranjeras.

Cerca de tres horas lleva ya la audiencia en que el tribunal conoce la medida cautelar a los 18 implicados en la práctica de trata de personas, entramado desarticulado que el Ministerio Público denominó Operación Catleya.

Alrededor de las cinco de la tarde la jueza Kenya Romero le negó la petición del Ministerio Público de que se incluyera en el expediente a las últimas tres personas arrestadas que responden al nombre de Nathaly Sánchez, Engel Vargas y Dionicio de la Cruz.

La semana pasada y luego de dos aplazamientos, el órgano acusador había solicitado que se entrevistaran a parte de las víctimas, de las cuales solo cinco han sido interrogados.

En la presunta de red que según el Ministerio Público se dedicaba a la explotación sexual, este viernes los imputados reiteraron su inocencia de los hechos que se le imputan.

Además a los implicados en la Operación Catleya se le acusa de integrar una red que traía al país mujeres desde Colombia y Venezuela para prostituirlas.

Señalar que su llegada al tribunal los abogados de algunos imputados manifestaron estar listos para conocer la acusación.