parientes de la mujer piden perdón a la familia del comerciante.

Por Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- Tras el incidente en el que murió un comerciante asiático a manos de su empleada en un negocio en la avenida Duarte, la colonia China en el país se mantiene al margen, mientras los familiares de la victimaria, quien se encuentra prófuga, piden perdón a los parientes del fallecido.

Mientras que Rosa Ng, líder de la Comunidad China en el país, explicó que a fin de revisar el informe de lo ocurrido, el cónsul chino y directivos de la colonia visitaron el negocio luego del altercado, quienes decidieron mantenerse al margen y que este tema sea exclusivamente manejado por la justicia, por lo que no van a intervenir y mucho menos incidir en el proceso investigativo

Tras las especulaciones de que la colonia china se encuentre en tensión con los dominicanos luego del incidente, la representante desmintió que exista tal presión entre ambas comunidades y resaltó que es un hecho aislado en los más de 160 años de permanencia de los chinos en el país.

De su lado, parientes de la mujer que mató de una estocada a su empleador, quien aún permanece prófuga, piden perdón a la familia del comerciante.

Luego de cinco días sin saber noticias de Franyelis María Fulcar, desde que ocurrió el altercado, su padre teme que la familia del comerciante fallecido haya tomado represalias en contra de su hija.

Pese a la disputa mortal, la ferretería que está ubicada en la avenida Duarte continúa operando con normalidad.

Noticias SIN intentó conversar con sus empleados pero no fue posible, mientras que el encargado del negocio se resistió a hablar delante de las cámaras e insistió que les permitan vivir su duelo y que no emitirán declaraciones al respecto, ya que está en manos de la justicia.