El presidente Luis Abinader anunció que dispuso que la Contraloría General de la República empiece a auditar las diferentes dependencias del gobierno.


La decisión obedece a que los ministerios, direcciones generales han solicitado auditorías, lo que constituye un volumen muy alto de requerimientos que la Cámara de Cuentas de la República Dominicana no está en condiciones de cumplir en el tiempo que le están demandando.


La Contraloría recurrirá a auditores independientes que puedan verificar o inspeccionar en tiempo oportuno el estado de las diferentes instituciones del Poder Ejecutivo.


Estas auditorías están orientadas a conocer el estado en que fueron dejadas las instituciones públicas por las autoridades pasadas.


Las auditorías se realizarán de manera sistemática, cada seis meses, en todas las instituciones del gobierno, es decir, que las gestiones de los actuales funcionarios serán sometidas a inspección, dijo el presiente Luis Abinader en una reunión con directores de medios.