El jurista sostuvo que no ha tenido la oportunidad de revisar el caso, debido a que hace poco recibió el poder del presidente de la República, Luis Abinader.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El Gobierno contrató al abogado independiente Enmanuel Esquea Guerrero para estudiar el contrato del "peaje sombra", tema investigado por El Informe con Alicia Ortega.


El jurista sostuvo que no ha tenido la oportunidad de revisar el caso, debido a que hace poco recibió el poder del presidente de la República, Luis Abinader.


El presidente Luis Abinader afirmó este sábado que es «inaceptable» el gasto que representa para el estado el controversial peaje sombra que ha costado al país 26 mil millones de pesos.


«Esto representa casi el doble de su costo original, y de seguir esta modalidad, al concluir, habríamos pagado casi 6 veces su verdadero valor. Esto es sencillamente inaceptable.»


En este sentido anunció «vamos a poner solución a esto ya, y estamos estudiando la vía legal para hacerlo»


En este momento quiero referirme a una obra que representa un gran peso económico para el país, me refiero al infame “peaje sombra” de la Autopista del Nordeste, donde el Estado se ha visto en la obligación de pagar hasta la fecha 26,835 millones de pesos como parte de los ingresos mínimos que debe garantizar a la concesionaria. Solo este año 2021 exigen el pago de 7 mil millones de pesos por ese concepto.


" layout="responsive" width="480" height="270">

https://noticiassin.com/autopistas-del-nordeste-13-anos-de-un-contrato-que-solo-ha-dejado-perdidas/#:~:text=%3E-,Autopistas%20del%20Nordeste%3A%2013%20a%C3%B1os%20de%20un,de%20p%C3%A9rdidas%20para%20el%20pa%C3%ADs&text=Santo%20Domingo.,de%20la%20Autopista%20del%20Nordeste.


Inaugurada a finales de 2008 la autopista conocida como del Nordeste que va hacia Samaná, se ha convertido en un barril sin fondo que succiona al fisco, llevándose anualmente en los últimos 8 años un promedio de 2 mil 100 millones de pesos, gracias a una cláusula que garantiza a la empresa concesionaria un ingreso mínimo, que al no ser cubierto por la baja circulación vehicular, debe ser compensado por el Estado.