Amas de casas y otras personas que están busca de una ayuda doméstica aplauden la iniciativa tras explicar que son empleadas como cualquier otra de una empresa y deben gozar de los beneficios.

SANTO DOMINGO.- La propuesta de un salario mínimo especial para las trabajadoras domésticas y el respeto a sus derechos laborales, como horario fijo y vacaciones, pone en jaque a las familias que dependen de la flexibilidad y falta de regulación de esas empleadas para atender sus casas.

Regular el trabajo doméstico es innecesario para algunos residentes de sectores como Los Prados, al asegurar que pueden ser mayores los beneficios a los que tienen acceso las empleadas tras llegar acuerdo con las familias y crear vínculos con ellos.

Mientras que amas de casas y otras personas que están busca de una ayuda doméstica aplauden la iniciativa tras explicar que son empleadas como cualquier otra de una empresa y deben gozar de los beneficios.

El ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps García, afirmó que con la propuesta de resolución para formalizar el trabajo doméstico buscan garantizar los derechos de los trabajadores de este sector.

De acuerdo con la propuesta, se pretende formalizar su labor con contratos, cuyo salario mínimo sería establecido por el Comité Nacional de Salarios, además de ofrecer seguridad social.

A esto se suma garantizar además el pago de vacaciones y pre aviso a los trabajadores, cuyas jornadas de trabajo no serán mayores a 8 horas diarias.

Antes de emitir la resolución el Ministerio de Trabajo la sometió a una consulta pública, cuyo plazo vence en aproximadamente en 15 días.