Imagen archivo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Prisión de uno a dos años y multas de 20 a 40 salarios mínimos del Gobierno Central será la pena para aquellos funcionarios que hayan falseado datos en su declaración jurada de bienes.

Esto luego de que este martes el Senado de la República convirtiera en Ley el proyecto que obliga a los funcionarios entrantes y salientes en cada gobierno a realizar la declaración jurada de bienes.

El proyecto que pasa ahora al Poder Ejecutivo es de la autoría del senador por Monte Plata, Charlie Mariotti.