Por la muerte de la pareja cumplen prisión preventiva los seis agentes que integraban la patrulla que ejecutó el retén.

SANTO DOMINGO.-El suspendido coronel César Maríñez Lora se defendió de las imputaciones por su presunta vinculación con la muerte de una pareja de predicadores por parte de una patrulla policial del departamento que comandaba en Villa Altagracia, alegando que está preso por aclamación popular.

 

El oficial fue presentado este viernes ante la jueza de atención permanente de la localidad para la imposición de medidas de coerción pero la audiencia fue aplazada a solicitud de su abogado.

 

El aplazamiento de las medidas de coerción caldeo los ánimos de los familiares  de la pareja de predicadores asesinada el pasado 30 de marzo, quienes esperaban los resultados de la audiencia a las afueras del Palacio de Justicia.

 

En medio de las consignas y reclamos de justicia, el abogado del suspendido coronel dio lectura a un documento donde éste se desligó de los hechos.

 

Cándido Simón aseguró que el coronel no fue quien autorizó el retén de la patrulla que dio muerte a los esposos Joel Díaz y Elizabeth Muñoz, cuando regresaban de participar de un culto religioso, tras asegurar que el oficial estaba de permiso el día de la tragedia.

 

El Ministerio Público solicitó un año de prisión preventiva en contra del coronel, además de que el caso sea declarado complejo.

 

La audiencia de medidas de coerción contra el suspendido comandante del municipio fue aplazada para el próximo miércoles a las 10 de la mañana.

 

Por la muerte de la pareja cumplen prisión preventiva los seis agentes que integraban la patrulla que ejecutó el retén.