Abastecerse de combustible se ha convertido en una tarea difícil, de acuerdo a los conductores de motocicletas, quienes dicen permanecen más de dos horas en una fila.

JIMANÍ.-Insostenible es la situación que se registra en Jimaní, de acuerdo a sus residentes, quienes señalan que es casi imposible conseguir combustibles debido a que los haitianos se están abasteciendo del carburante. Mientras algunos patanistas que transportan mercancías comestibles están entrando a Haití, pese a la advertencia de inseguridad que se vive en territorio extranjero fruto de la crisis política a raíz del magnicidio del presidente Jovenel Moise.

Francisco Beltré, quien entró esta mañana a Haití con productos comestibles, decidió desafiar el peligro que representa penetrar a ese territorio.

El tránsito de patanas con mercancías hacia el vecino país era casi nulo

Abastecerse de combustible se ha convertido en una tarea difícil, de acuerdo a los conductores de motocicletas, quienes dicen permanecen más de dos horas en una fila.

Una hilera de vehículos con placa haitiana se observa próxima a la estación de combustible que reinició sus operaciones sobre las tres de la tarde donde reaparecía el caos.

Sin embargo, algunos dominicanos se abastecían de gasolina para revenderla muy por encima de su valor en el mercado.

"Este lunes el mercado binacional reabrió sus puertas, aunque con serias dificultades en sus ventas".

En tanto que la frontera se mantiene estrictamente vigilada por efectivos militares, cuyo número ha sido incrementado en unos 12 mil para fortalecer la seguridad en esta línea limítrofe cercana a Puerto Príncipe.

Ante el desabastecimiento de combustibles en Jimaní, los usuarios del carburante piden al gobierno intervenir para evitar que la situación se agudice y se salga de las manos.