Según explica el ministro, el comercio es una de las actividades más afectadas luego de que el Consejo de Seguridad y Defensa Nacional dispusiera el cierre de la frontera y de los mercados binacionales.

SANTO DOMINGO.- La situación suscitada en el vecino país de Haití, luego del asesinato de su presidente, Jovenel Moise, afecta a República Dominicana de diferentes maneras, de acuerdo con el ministro del Ministerio de Relaciones Exteriores (Mirex), Roberto Álvarez.

Según explica el ministro, el comercio es una de las actividades más afectadas luego de que el Consejo de Seguridad y Defensa Nacional dispusiera el cierre de la frontera y de los mercados binacionales, siendo esto un golpe para los productores dominicanos que suplen al mercado haitiano.

Álvarez también hace énfasis en que las inversiones se ven afectadas con la situación por el cierre del paso aéreo hacia y desde el vecino país.

“Hay inversiones dominicanas en Haití y hay inversiones haitianas en República Dominicana que potencialmente quedan afectadas, incluyendo las empresas que cuentan con personal dominicano y que ahora muchos se están retirando o se han retirado”, expresó.

Asimismo, Roberto Álvarez apunta a que el aspecto migratorio entra dentro de los sectores afectados por la situación. Explica que puede haber un desborde de migración desde suelo haitiano hacia territorio dominicano aunque hasta el momento no ha sucedido.

Dentro del aspecto de la política, dice que la incertidumbre de la sucesión presidencial en Haití genera una crisis de con quien se negocia la multiplicidad de temas que existen entre República Dominicana y el vecino país.